Una reseña casi divertida: la historia de Ned Vizzini

People are screwed up in this world. I’d rather be with someone screwed up and open about it than somebody perfect and ready to explode.

En octubre me mandaron un trabajo para la universidad en el que tenía que elegir un libro que no se hubiera traducido antes y traducir un fragmento. Genial, pensé. Y el título me llegó sin ni siquiera haber leído el libro: quería traducir It’s Kind of a Funny Story, la novela de Ned Vizzini. Había visto la película, me había gustado y parecido graciosa; era la respuesta perfecta.

¿El problema? Claro, no había leído el libro. Pero eso tuvo una fácil solución. Solo hicieron falta tres días para que acabara con esta maravilla de novela.

funny_storyCraig, el chico de 15 años que acaba de entrar en el instituto de sus sueños, ha empezado a dejar de comer, de dormir y de relacionarse como antes. Hasta que, una noche, decide saltar por el puente de Brooklyn.

Al tratarse un tema tan fuerte y tan duro como la depresión y el suicidio, empecé el libro con miedo y cogiéndolo casi con pinzas, sin querer adentrarme demasiado. También pensaba que sería el típico libro sobre depresión y enfermedades mentales: chico que está triste, todo muy melodramático, final horrible, «uy, qué pena» y fin. En conclusión, una novela camuflada de libro de autoayuda que busca vender. Pero cuánto me equivocaba.

Ned Vizzini sabe de lo que habla y retrata el Six North, el ala psiquiátrica del hospital al que Craig decide acudir, como si conociese todos sus rincones y todos sus secretos. Y ahí está lo especial de esta novela: Ned ha vivido lo mismo que Craig y, aunque narra a través de la voz de un chico de 15 años con un montón de dudas en la cabeza, es tan real que es imposible que duela. Craig sale con sus amigos, fuma marihuana aunque sus padres se lo hayan prohibido, está celoso de la novia de su mejor amigo, habla con chicas por Internet, tiene demasiados deberes en el instituto… Es sincero y eso se nota.

Seguir leyendo

El libro: la nueva red social

Hace diez o quince años, leer era considerado una tarea solitaria, monótona y (a ojos de algunos) aburrida. Qué lejos ha quedado esta concepción de la lectura en este momento.

Es verdad que un 35 % de los españoles dicen no leer nunca y que, de hecho, te dirán que no entienden que te guste tanto leer o que es una pérdida de tiempo. Y las cifras lo confirman: de media, en España, se leen 8’6 libros al año (parece que nadie ha visto los retos de Goodreads últimamente, ¿verdad?).

A pesar de todas las encuestas y de los informes que nos digan que no leemos, sabemos que los datos no son totalmente ciertos. Se está produciendo una revolución: la del libro. Y ojo, porque parece que pisa fuerte.

Booktubers o la nueva oleada literaria

Hay miles de artículos circulando por Internet sobre la influencia que están teniendo los booktubers, sobre todo entre un público interesado en la literatura juvenil. No es algo que sorprenda: ponen todo su entusiasmo y su pasión en hablar de lo que más les gusta y, cuando algo se hace desde dentro, se nota y llega. Por eso no es de extrañar que cada vez más editoriales decidan apostar por ellos y que cada vez sus vídeos reciban más y más visitas.

Además, no solo recomiendan libros, sino que también informan de novedades editoriales, hacen reseñas de los libros que han leído, enseñan sus últimas compras…

En España, al pensar en la palabra booktuber, hay una lista clara de las personas más influyentes, pero son muchas las personas que encienden la cámara en sus casas y hablan sobre sus lecturas.

  • Huyamos a los libros

Marina Redondo, la chica detrás del canal Huyamos a los libros, lleva haciendo vídeos desde hace tres años. Si os gustan Los juegos del hambre, este es vuestro canal. Marina hace vídeos sobre literatura juvenil pero también sobre discusiones, viajes, preguntas y respuestas, etc. Su forma de hablar es sincera, transmite tranquilidad y su humor es una de las cosas que me hace querer seguir escuchando lo que tiene que contarme. ¿La habéis visto alguna vez?

  • MartitaraBookVlogs

Otro de los canales que más me gustan en español es el de Martitara. Además de los infinitos vídeos informativos de Harry Potter, reseñas y otros vídeos divertidos, tiene muchísima información sobre temas como el machismo en la literatura, la literatura juvenil y la opinión extendida que se tiene sobre ella, los clásicos, etc. Y todos esos vídeos comparten algo: se nota que Martitara sabe de lo que habla, está muy bien preparada para lo que cuenta y lo hace todo desde el respeto y el sentido del humor (cuando se puede). Me parece un canal diferente y que apuesta por querer seguir siendo así y no seguir a la marea de tendencias que otros canales sí que siguen.

Seguir leyendo

La guerra no es solo luchar: El ruiseñor

«En el amor descubrimos quiénes queremos ser; en la guerra descubrimos quiénes somos».

portada ruiseñorHe leído todos y cada uno de los libros ambientados en la Segunda Guerra Mundial que llegan a mis manos y he vivido todas las perspectivas imaginables de ese fatídico momento. O eso pensaba yo, hasta que llegó El ruiseñor y me demostró que aún hay mucho más por contar y muchas historias escondidas que son más o igual de fascinantes.

La guerra comienza para Vianne e Isabelle, dos hermanas que han tenido una infancia difícil y una relación un poco distante. La mayor de las dos, Vianne, vive en el pequeño pueblo francés de Carriveau junto a su marido y su hija cuando él es enviado al frente para luchar contra el ejército alemán.

Isabelle, que acaba de ser expulsada de otro internado, acaba volviendo a casa de Vianne para pasar una temporada con ella y mantenerse lejos de los problemas. Pero cuando un soldado alemán se instala en la casa con ellas, Isabelle comienza a tener las cosas claras: no puede quedarse con los brazos cruzados. Tiene que hacer algo para salvar a Francia y a la gente de la guerra que las rodea.

Seguir leyendo

Persépolis: una historia de niños escrita para adultos

Lo admito. Hice lo que nunca hay que hacer: vi la película antes de leerme el libro. Es más, fue mucho antes de que supiera que había un libro. Fue en clase de ética, en secundaria. Recuerdo haber pensado que era una historia curiosa, que la protagonista era muy graciosa y que, en el fondo, era una película de dibujos más que nos ponían para rellenar horas de clase.

Pero en diciembre me regalaron el libro y los recuerdos de la película me hicieron querer leerlo de inmediato. Tardé tres días (porque tuve que obligarme a ir más despacio) en leer las 366 páginas que tiene. ¿Por qué?

Marjane Satrapi nos cuenta, en forma de cómic y de diálogos sencillos, su infancia en Teherán, la capital de Irán, y cómo crece en su país, que pasa de ser libre a imponer el uso del pañuelo y del hábito, perseguir a los opositores del régimen, prohibir celebrar fiestas en casa, etc.

Esta novela gráfica consta de cuatro libros y comienza con una introducción a la historia de Irán, desde que los árabes invadieron Persia en el año 642 hasta 1979, fecha en la que comienza la historia de Marjane, a la edad de seis años. Primer gran acierto de la novela, sobre todo si te lanzas a la historia sin saber nada del pasado del país.

Como toda niña de seis años, la protagonista es muy inocente y no entiende lo que está ocurriendo a su alrededor. No le gusta llevar el pañuelo y está muy influenciada por la religión de su país. Pero a su vez, nace en una familia que se involucra en movimientos sociales y comunistas y ve cómo la historia familiar está muy conectada con el querer huir del régimen.

persepolis1

¡Quiero ser profeta!, dijo la inocencia

Seguir leyendo

Leer a cuatro ojos

O en mi caso, a seis.

Siempre se ha dicho que leer es algo muy solitario y, cuando pensamos en alguien al que le gusta leer, le imaginamos en su habitación pasando horas y horas entre páginas. Pero esta visión está lejos de ser verdad, especialmente con la importancia que está adquiriendo la literatura en Internet y las redes sociales.

El mes pasado decidí participar en una lectura conjunta que organizó Lidia Weasley, autora del blog La literatura de los dormidos despiertos, y en la que leímos y comentamos el libro Yo antes de ti de Jojo Moyes. Me gustó tanto la experiencia que volví a unirme a su siguiente lectura conjunta, Todas las hadas del reino de Laura Gallego.

liza

Los libros unen a la gente

La experiencia fue muy interesante y me sorprendió lo mucho que disfruté comentando y esperando a que el resto leyera lo que yo había leído para poder hablar del último capítulo que tocaba leer para ese día. Me gustó también escuchar nuevos puntos de vista, detalles en los que no me había fijado y ver cómo otras personas reaccionaban a una escena de manera diferente a mí.

Seguir leyendo

Sueños entre líneas

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de charlar, a través de correo electrónico, con May R Ayamonte, del blog May R Ayamonte y lecturas May R Ayamonte. (Si lo has leído con su voz, probablemente ya sepas quién es). El pasado día 14 se publicó su nueva novela Besos entre líneas, escrita a cuatro manos con Esmeralda Verdú, otra booktuber y bloguera muy conocida.

besoslineasEl libro ha generado mucha polémica en la que no voy a entrar, ya que no he leído del libro más que algunos fragmentos y no creo que esté en condiciones de opinar sobre algo que no conozco. Por eso, entrevisté a May sobre la escritura de la novela y, en general, su trayectoria como autora.

Desde pequeña escribió sus propios cuentos, relatos y novelas. Con 12 años logra publicar su primera novela, Amor más allá de la unicidad y, a los 13, la editorial Novum Publishing publica Iris, su segunda novela. También, entre 2013 y 2015, publicó los dos primeros tomos de la trilogía Infinite con la editorial 2 de Letras. Ahora, la editorial Planeta ha decido apostar por ella y por Esmeralda y lanzar su primera novela conjunta a las librerías.

Seguir leyendo

23 de abril

20051126211132-quijote

Día Internacional del Libro. Todos sabemos lo que se celebra el día 23 de abril. Cuando era pequeña, recuerdo que en el colegio, durante este mes, leíamos adaptaciones de El Quijote y lo comentábamos en voz alta. También traíamos libros que ya habíamos leído y los intercambiábamos con nuestros compañeros. De esa época recuerdo leer sobre un perro al que le encantaba comer patatas fritas: Bambulo.

En 1995, la UNESCO, promovida por la Unión Internacional de Editores, declaró el 23 de abril como el Día Mundial del libro y del Derecho de autor, día que se celebra en más de cien países. La fecha, conocida por casi todo el mundo, fue premeditada. ¿Sabes por qué? Volvamos al año 1616.

Miguel de Cervantes, autor de El Quijote, falleció el 22 de abril y fue enterrado el 23, al día siguiente. Inca Garcilaso de la Vega (¡ojo! No hay que confundirlo con Garcilaso de la Vega, que pertenece al Siglo de Oro), escritor e historiador, falleció el 23 de abril. William Shakespeare, que no necesita aclaración alguna, falleció también el 23 de abril, aunque del calendario juliano, lo que se traduce en un 3 de mayo del calendario gregoriano, el que utilizamos actualmente. William Wordsworth, uno de los poetas románticos ingleses más importantes, falleció el 23 de abril de 1850. Y, el 23 de abril de 1981, fallece Josep Pla, escritor y periodista español.

Seguir leyendo

Lee más y mejor

Conozco a mucha gente que se sorprende al ver a alguien leyendo en el autobús o hablando de libros en lugar de películas, pero que, en el fondo, preferiría iniciarse en la lectura o disfrutarla más de lo que lo hace. Como cualquier otro hobby, a veces es difícil encontrar tiempo para leer un capítulo de ese libro o volver a tener la misma motivación después de acabar un gran libro o después de estar un tiempo sin leer.

Si te gustaría embaucarte en la gran aventura que es leer o reengancharte a la lectura, esa que tanto te gustaba, aquí te dejo cinco consejos que me han ayudado a mí.

  • Inspírate. Como ya dijo Picasso, «la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando». Uno no se levanta un día y, de buenas a primeras, decide que quiere leer El Quijote. Si te pica el gusanillo de la lectura, lo mejor es alimentarlo. Pregúntale a alguien cuál es su libro favorito, qué está leyendo… A veces hablar con alguien apasionado por algo hace que nos contagiemos. ¿Y si también haces una lectura conjunta? Es una experiencia muy bonita en la que no solo disfrutas leyendo, sino que también puedes unirte a otros lectores de manera diferente.
  • matildaRodéate de libros. Lo peor que hay cuando quieres leer y no sabes el qué es no tener entre qué elegir. Acércate a la biblioteca de tu ciudad, piérdete entre sus pasillos y llévate algunos libros a casa, aunque sepas que solo acabarás leyendo uno. Otra opción es pedirle prestado un libro que te llame la atención a un conocido. ¿Y has probado a fijarte en todos los libros que tienes en casa? Quizás haya alguna joya perdida en el salón.
  • papermanLleva un libro siempre contigo. Nunca se sabe cuándo vas a tener cinco minutos para avanzar en la lectura: entre clase y clase, de camino a casa, al trabajo, a la universidad, en la sala de espera del médico… Que un libro se convierta en tu tercer brazo. ¿Qué mejor manera de matar el tiempo? Si te ayuda, puedes tener un libro específico para leer fuera de casa y otro que leas antes de dormir o cuando estés relajado en tu habitación.

Seguir leyendo

El rosa no es solo para niñas

Si el rosa no se considera un color «de niñas» ni el fútbol un deporte «de niños», ¿por qué seguimos encasillando la literatura infantil como algo «de niños»?

Leemos, o al menos yo lo hago, para evadirnos y acercarnos a mundos que nos son desconocidos o lejanos; para conocer nuevos lugares y viajar a miles de años luz de nuestra casa.

Igual que todos preferimos visitar un lugar a otro (¿a qué nadie te ha mirado mal por decir que prefieres Madrid a Barcelona?), todos tenemos un género favorito o algún tema que nos interesa más.

Por eso, si el objetivo de leer no es otro que ir aprender algo nuevo o transportarnos a cualquier otra parte del mundo, ¿por qué está mal visto que una persona de 30 años, por ejemplo, lea un libro que una editorial ha decidido etiquetar como «literatura infantil»?

Seguir leyendo