Una reseña casi divertida: la historia de Ned Vizzini

People are screwed up in this world. I’d rather be with someone screwed up and open about it than somebody perfect and ready to explode.

En octubre me mandaron un trabajo para la universidad en el que tenía que elegir un libro que no se hubiera traducido antes y traducir un fragmento. Genial, pensé. Y el título me llegó sin ni siquiera haber leído el libro: quería traducir It’s Kind of a Funny Story, la novela de Ned Vizzini. Había visto la película, me había gustado y parecido graciosa; era la respuesta perfecta.

¿El problema? Claro, no había leído el libro. Pero eso tuvo una fácil solución. Solo hicieron falta tres días para que acabara con esta maravilla de novela.

funny_storyCraig, el chico de 15 años que acaba de entrar en el instituto de sus sueños, ha empezado a dejar de comer, de dormir y de relacionarse como antes. Hasta que, una noche, decide saltar por el puente de Brooklyn.

Al tratarse un tema tan fuerte y tan duro como la depresión y el suicidio, empecé el libro con miedo y cogiéndolo casi con pinzas, sin querer adentrarme demasiado. También pensaba que sería el típico libro sobre depresión y enfermedades mentales: chico que está triste, todo muy melodramático, final horrible, «uy, qué pena» y fin. En conclusión, una novela camuflada de libro de autoayuda que busca vender. Pero cuánto me equivocaba.

Ned Vizzini sabe de lo que habla y retrata el Six North, el ala psiquiátrica del hospital al que Craig decide acudir, como si conociese todos sus rincones y todos sus secretos. Y ahí está lo especial de esta novela: Ned ha vivido lo mismo que Craig y, aunque narra a través de la voz de un chico de 15 años con un montón de dudas en la cabeza, es tan real que es imposible que duela. Craig sale con sus amigos, fuma marihuana aunque sus padres se lo hayan prohibido, está celoso de la novia de su mejor amigo, habla con chicas por Internet, tiene demasiados deberes en el instituto… Es sincero y eso se nota.

Otro aspecto que me gusta mucho de la novela es cómo se organizan los pacientes del Six North y la gente que está ingresada allí. Encontramos personajes de todo tipo y con los que Craig se relaciona dem anera diferente: Bobby, un hombre de la edad de sus padres que sufre depresión; Noelle, una chica de su edad con cortes en las mejillas; Muqtada, el egipcio con el que comparte habitación y que tiene problemas para salir de la cama… A su manera, Craig va descubriendo nuevos mundos y enfermedades de las que no sabía nada para darse cuenta de una cosa: sufrir una enfermedad mental es lo más normal del mundo y hay que hablar de ello.

Es cierto que en España ya hay libros sobre este tema, pero la diferencia radica en que este está escrito desde la experiencia y lleno de un humor que parece quitarle importancia al asunto y que, sabiendo todo lo que implica tener depresión, lo narra de una manera tan humana, tan real y tan «de andar por casa» que me hizo sentirme cerca del personaje, en lugar de sentir pena por su situación. Así es fácil entenderle y verse reflejada en algunos de sus problemas.

noelle_funnystoryLa película, que sí está doblada al español como Una historia casi divertida, fue lo que me empujó a querer leer el libro desde el principio. (Sí, ya sé que el orden es al revés…) Tienen bastantes diferencias, por supuesto, pero merece la pena darle una oportunidad. Es cierto que el humor está más exagerado en la adaptación al cine, pero eso la hace quizás más entretenida. El único fallo que le encuentro es que no le hace hincapié a todas las horas que Craig pasa yendo a diferentes psicólogos y parece que el adolescente «mejora mágicamente», cuando en el libro no es así; ni tampoco la verdadera razón por la que Craig decide pedir ayuda. ¿Por qué tiene Noelle cortes en las mejillas? ¿Por qué empieza Craig a dibujar? ¡Ah! Pues te lees el libro.

Lo que brain_mapdisfruté muchísimo de la película fueron los mapas mentales que hace Craig. En el libro se describen, sí, pero ver la mente de los personajes dibujadas en papel en lugar de imaginarlos es una experiencia que valdría la pena incluir en otras ediciones del libro.

Para disfrutar de esta historia agridulce y con toques de humor solo hacen falta 3 días. ¿Para traducirla? Eso ya lo veremos.

Life can’t be cured, but it can be managed.


¿Te interesa saber más del tema? Quizás quiera ver esto:

Anuncios

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s